Blog

03-09-2019
CONTRATOS LABORALES EN MI EMPRESA

¿POR QUÉ DEBO TENER CONTRATOS LABORALES EN MI EMPRESA?

Existe una incógnita constante entre el sector empresarial, que se basa en saber el fondo o identificar la necesidad de tener un contrato laboral con todos y cada uno de los trabajadores en la empresa.

En la sociedad, existen opiniones sobre las relaciones de trabajo, las cuales, en gran parte están centradas en determinar que la justicia laboral protege solo al trabajador y no al empleador, y es precisamente ahí donde radica la diferencia de llevar la relación laboral  conforme a la ley, pues dentro de la normativa  en materia laboral, debemos identificar como una de las principales obligaciones, que la relación conste por escrito.

¿QUÉ PASA SI NO EXISTE UN CONTRATO LABORAL?

La falta de existencia de un contrato individual de trabajo, no significa que no exista relación laboral, en caso contrario este aspecto puede llegar a beneficiar al trabajador, puesto que la fuente de trabajo o el patrón, tendrá que probar en su caso que las especificaciones de la relación laboral fueron de una manera y al no tener el documento donde conste la voluntad y acuerdo de las partes, ese escenario puede ser un tanto complicado generalmente para el empleador en caso de un conflicto.

Por ello, la recomendación específica es elaborar un contrato que tenga claro para las partes lo que esperan de dicha relación, que desde luego siempre debe estar apegada totalmente a derecho cumpliendo los lineamientos precisos de la ley.

LOS ACUERDOS VERBALES.

Es muy común escuchar que los trabajadores son de confianza, que tienen años en la empresa y que no hay una necesidad de tener por escrito al relación, sin embargo cuando existe un desacuerdo que pueda motivar a cualquiera de las partes a terminar la relación por los factores que no logren encajar en acuerdo, este panorama se vuelve complejo, porque difícilmente podrán las partes demostrar que había acuerdos específicos que determinaban una relación en condiciones no escritas pero si habladas.

Por ello es de suma importancia mantener los acuerdos laborales siempre en la formalidad que proteja los intereses de esos acuerdos pero sobre todo que dé certeza y transparencia a las relaciones.